pesca al cerco

Pesca al cerco: Descubre todo sobre esta técnica milenaria en el mar

  • Autor de la entrada:
  • Publicación de la entrada:20/05/2023
  • Categoría de la entrada:pesca cerco
  • Tiempo de lectura:10 minutos de lectura

La pesca es una actividad ancestral que ha sustentado a comunidades costeras en todo el mundo durante milenios. Entre las diversas técnicas utilizadas, la pesca de cerco se destaca como una de las más antiguas y eficientes. En este artículo, exploraremos en detalle la pesca de cerco, su historia, funcionamiento y su impacto en los ecosistemas marinos. Acompáñanos en este viaje para descubrir todo sobre esta técnica milenaria en el mar.

 Introducción a la pesca de cerco

La pesca de cerco es una técnica utilizada para capturar peces y otras especies marinas mediante la formación de un cerco o barrera alrededor de los cardúmenes. El objetivo principal de esta técnica es rodear los peces con una red y luego cerrarla para capturarlos. La pesca de cerco se practica en diversas regiones del mundo, tanto en aguas marinas como en aguas continentales.

 Historia y evolución de la pesca de cerco

La pesca de cerco tiene una larga historia que se remonta a miles de años. En sus inicios, los pescadores utilizaban técnicas rudimentarias, como lanzar redes desde la orilla o desde pequeñas embarcaciones. A medida que avanzaba la tecnología, se desarrollaron métodos más sofisticados, como el uso de embarcaciones más grandes y redes de mayor tamaño.

En las civilizaciones antiguas, como la egipcia, la romana y la fenicia, se practicaba la pesca de cerco como una forma eficiente de obtener alimentos del mar. Estas culturas utilizaban redes y barreras para rodear los cardúmenes y capturar grandes cantidades de peces de una sola vez.

Con el paso del tiempo, la pesca de cerco ha evolucionado para adaptarse a las necesidades cambiantes de los pescadores y los avances tecnológicos. En la actualidad, se utilizan embarcaciones especializadas, redes más sofisticadas y sistemas de localización para aumentar la eficiencia de esta técnica.

 Proceso y funcionamiento de la pesca de cerco

El proceso de pesca de cerco implica varias etapas. En primer lugar, se utilizan barcos equipados con sonares y otros dispositivos de detección para localizar los bancos de peces. Una vez localizados, se rodea el cardumen con una red en forma de cerco, que puede ser circular o semicircular.

Una vez que el cerco está en su lugar, los pescadores cierran la red en el extremo opuesto al barco para evitar que los peces escapen. Posteriormente, se procede a levantar la red con la ayuda de cabrestantes y poleas para capturar los peces en su interior. La red se cierra en la parte superior para evitar que los peces salten y se escapen.

Una vez que los peces han sido capturados, se llevan a bordo del barco y se procede a su clasificación y almacenamiento. Los peces que no cumplen con los criterios de tamaño o calidad deseados se devuelven al mar.

 Impacto en los ecosistemas marinos

Si bien la pesca de cerco puede ser una técnica eficiente para capturar grandes cantidades de peces, también puede tener un impacto significativo en los ecosistemas marinos. Uno de los principales desafíos asociados con esta técnica es el riesgo de captura incidental de especies no deseadas, como tortugas marinas, aves marinas y mamíferos marinos. Estas especies a menudo quedan atrapadas en las redes y pueden sufrir lesiones o morir como resultado.

Además, la pesca de cerco puede tener un impacto en la estructura y la dinámica de los cardúmenes. Al capturar grandes cantidades de peces de una sola vez, se puede interrumpir el equilibrio natural del ecosistema marino. Esto puede afectar la reproducción y la disponibilidad de alimentos para otras especies, lo que a su vez puede tener repercusiones en toda la cadena alimentaria.

Para mitigar estos impactos, se han implementado regulaciones y prácticas de gestión pesquera más sostenibles. Estas incluyen la adopción de redes selectivas que permiten la liberación de especies no deseadas y el establecimiento de áreas protegidas donde la pesca de cerco está prohibida o restringida.

 Importancia socioeconómica de la pesca de cerco

La pesca de cerco desempeña un papel crucial en las comunidades costeras, proporcionando alimentos, empleo y generando ingresos económicos. En muchas regiones del mundo, esta técnica de pesca es una fuente vital de proteínas y sustento para las poblaciones locales.

Además, la pesca de cerco puede impulsar la economía local a través de la comercialización y exportación de los productos pesqueros. Los pescadores, las empresas de procesamiento de pescado y los comerciantes locales se benefician económicamente de esta actividad, lo que contribuye al desarrollo y bienestar de las comunidades costeras.

Sin embargo, es importante garantizar una pesca de cerco sostenible para preservar los recursos marinos a largo plazo y mantener la viabilidad económica de las comunidades pesqueras. Esto requiere la implementación de prácticas responsables, la promoción de la pesca sostenible y la participación de todas las partes interesadas en la toma de decisiones.

 Innovaciones y prácticas sostenibles en la pesca de cerco

Para abordar los desafíos ambientales y mejorar la sostenibilidad de la pesca de cerco, se están implementando innovaciones tecnológicas y prácticas sostenibles. Algunas de estas iniciativas incluyen:

– Uso de tecnología de posicionamiento por satélite y sistemas de monitoreo para reducir la captura incidental y optimizar la eficiencia de la pesca.
– Desarrollo de redes más selectivas que permitan la liberación de especies no deseadas y reduzcan la captura de individuos jóvenes o de tamaños no deseados.
– Implementación de prácticas de gestión pesquera basadas en enfoques ecosistémicos, que consideran los impactos de la pesca en todo el ecosistema marino.
– Promoción de la certificación y etiquetado de productos pesqueros sostenibles para garantizar la trazabilidad y la pesca responsable.
– Investigación y desarrollo de alternativas a la pesca de cerco, como la acuicultura y otras técnicas pesqueras más selectivas.

 Perspectivas futuras

En el futuro, se espera que la pesca de cerco continúe evolucionando y adaptándose a los desafíos y demandas cambiantes. La sostenibilidad será un aspecto clave en la gestión pesquera, y se requerirá una mayor colaboración entre gobiernos, científicos, pescadores y organizaciones no gubernamentales para promover prácticas responsables y garantizar la conservación de los recursos marinos.

Asimismo, se espera que los avances tecnológicos sigan desempeñando un papel importante en la mejora de la eficiencia y sostenibilidad de la pesca de cerco. La aplicación de tecnologías como la inteligencia artificial, la teledetección y los sistemas de monitoreo en tiempo real pueden proporcionar herramientas valiosas para la gestión pesquera y la toma de decisiones basadas en datos.

Conclusión

La pesca de cerco es una técnica milenaria en el mar que ha sido fundamental para la alimentación y el sustento de comunidades costeras en todo el mundo. Aunque presenta desafíos ambientales, cuando se practica de manera responsable y sostenible, puede continuar siendo una fuente importante de alimentos y empleo.

La gestión adecuada, la adopción de tecnologías sostenibles y la promoción de prácticas pesqueras responsables son fundamentales para preservar los ecosistemas marinos y garantizar la viabilidad económica de las comunidades pesqueras a largo plazo. Al aprender sobre la pesca de cerco y su impacto, podemos tomar decisiones informadas y apoyar iniciativas que promuevan la sostenibilidad en la pesca y la conservación de los océanos.

Si te a gustado este articulo. Por AQUI te dejo un curso para mejorar tus habilidades de pesca.

Recuerda comentar si te a gustado mi articulo.

Luis G